in

Casca Akashova se convierte en una tragasables de lolitos

Bajo el lapidario y morboso título «Cuando tus amigos se enteran de que tu madrastra es una camgirl», 1000 Facials publicaba hace unos meses el tratamiento seminal que ha recibido la moscovita de figura neumática Casca Akashova. Un escaparate atípico para la starlet de exagerados pechos prominentes que ha cimentado su carrera bajo el paraguas del poderoso imán del incesto de las «stepmother» y escenas de tetudas de vida alegre. Una transición de género pornográfico que demuestra que su sabiduría en la cama es insuperable, al menos postulándose como una tragasable de delantera acogedora. Incluso tal vez hasta se reinvente a otros subgéneros en los que deje de lado el exceso de equipaje plástico y se amorre a lo que le pongan por delante; en este caso un grupito de lolitos muy salidos amigos de su hijastro.