in

Homenaje a Jordi El Niño Polla: el actor porno español que triunfa como el lolito de moda de América

Hubo una época en la que nuestro actor porno español Jordi El Niño Polla (28 años) estaba hasta en la sopa y cualquier web de vídeos guarros era un club de fans donde idolatraban al pequeño ídolo juvenil. Corría el año 2016 y el famoso manchego con cara de niño y pollón enorme dejó la productora amateur Fakings y se embarcó en un viaje sin retorno a EE.UU. Fue por culpa de ser fichado por la todopoderosa productora canadiense Brazzers, que le extendió un suculento contrato para follarse a lo más granado de la industria norteamericana: Alexis Fawx, Kendra Lust, Angela White, Kagney Linn Karter, Ava Addams o Nicolette Shea se merendaron al lolito ibérico de moda en escenas de temática MILF y cougar.

La revolución ibérica había asolado el porno americano. Un hombre de inolvidable aspecto adolescente, con acné juvenil en su rostro, sin músculos, baja estatura y actitud tímida, se había convertido en la nueva estrella de adultos y se estaba percutiendo a imponentes hembras. Y no solo eso, había puesto patas arriba los inexpugnable y rancios estereotipos de la industria. Ya sabéis, el manido cliché de starlets jóvenes seduciendo a hombres guapos y dotados.

Una vuelta de tuerca al clásico estereotipo de lolita que fue bautizado con toda una categoría para él solo: el porno de lolitos. Un término poco original —mero plagio que solo cambia la letra final— pero que supuso un punto de inflexión en la industria de adultos internacional. Quién iba a decir que un ciudarrealeño enclenque llamado Ángel Muñoz García (su nombre real) resultaría ser el descubrimiento más revolucionario de nuestra madre patria desde la invención de la fregona.

De repente, Jordi El Niño Polla introdujo un nuevo paradigma en el que los jovenzuelos escuálidos eran devorados por mujeres maduras que no dudaban en pervertirlos sexualmente, con mecanismos intimidatorios, y convertirlos en sus juguetes sexuales. Era el sueño de cualquier pajillero y hasta el mismísimo Nacho Vidal sentía envidia de su éxito. Y es que su gran carisma rivaliza con algunos de los profesionales más experimentados del mundo. Hasta el británico Danny D se sintió en apuros por no poder competir contra su energía juvenil y adolescencia casi perturbadora.

Pronto, la travesía al otro lado del charco del actor ibérico se colmó de premios pornográficos y los trofeos empezaron a lloverle. Ganó un premio AVN 2017 por ser el «Mejor Actor Revelación», fue el «Nuevo semental» en el certamen XRCO Awards 2017, se hizo con dos premios XBIZ Europa (2020-2021) al «Intérprete Masculino del Año», y no nos olvidemos de su palmarés en los PornHub Awards, donde ganó 6 estatuillas como actor más popular y divertido. Nada mal para un humilde español que apenas sabía hablar inglés y que tuvo que ser rebautizado con el apodo Jordi ENP, por la dificultad de los anglosajones de pronunciar la letra ñ.

No mentimos cuando decimos que Jordi El Niño Polla es una de las estrellas masculinas más importantes del porno internacional. Para pruebas ahí tenemos sus redes sociales. Su canal de Youtube tiene más de 4 millones de suscriptores y sus vídeos más vistos superan ampliamente los 10 millones de reproducciones, habiendo recibido más de 400 millones de visitas en total. Según datos de IAFD, Jordi El Niño Polla ha rodado 707 escenas en 9 años de labranza profesional, todo bajo el protectorado de Mindgeek, el dueño de los poderosas estudios pornográficos Brazzers, Reality Kings y Digital Playground. Lo que demuestra es el niño mimado de América y el pionero de la figura del ‘teen’ masculino.

Si su crecimiento profesional os parece apabullante podéis pasaros por su su canal personal de PornHub, su plataforma particular donde da rienda suelta a su creatividad y nos presenta a las nueva generaciones de starlets nacionales que empiezan sus andaduras en el cine X español. El icónico manchego ha convertido aquello en una cantera de talento patrio que debuta por primera vez ante las cámaras. Un escaparate ideal para que una chica de los primeros pasos para adentrarse en los ocultos entresijos del porno ibérico.

A finales de 2022, a este pequeño sinvergüenza todavía le queda cuerda para rato y continúa jugando en las grandes ligas pornográficas, retozando con mujeres de mayor edad y poderío físico. Esperemos que, en un futuro cercano, alguien escriba una novela que comience con la famosa frase en algún lugar de la Mancha nació un héroe pornográfico español.