in

La belleza hipertatuada de Chantal Danielle

No nos preguntéis el porqué, pero el estereotipo de señorita tatuada con piercings está volviendo a resurgir en la industria de adultos y ha ganado popularidad estos últimos años desde que pornostars como Eden Ivy o Jenevieve Hexxx llamaron a sus puertas. Chanel Santini es el último exponente de starlette con mucha densidad de tinta por centímetro cuadrado de piel. Ya sabéis, el look habitual en el erotismo alt, con mucho dibujito y tintes de cabello coloridos. Una joven californiana de 26 años contratada por la agencia Motley Models que se declara fanática de la tinta y cuyo voluptuoso cuerpo y atractiva cara son simplemente escandalosos. Si quiere echar raíces en el altporn lo tiene muy fácil.

En JaqueMateAteos no nos iremos por las ramas. La imagen de Chanel parece salida de un prostíbulo controlado por la mafia rusa e incluso tiene una apariencia muy en consonancia con Kitana Montana, aquella bestia entintada que os presentamos hace pocos días y cuya agresividad visual iba en consonancia su rendimiento en la cama. Eso sí, ni siquiera su ingente cantidad de tatuajes en la cara y cuello —el mayor sacrilegio para los puristas de los cuerpos sin mácula— puede ensombrecer la belleza sin paliativos que atesora.

Estamos ante una sílfide que ha hecho de su piel un homenaje a los tatuajes, con una excelente figura atlética adornada con inmejorables retoques de cirugía. Su actitud frente a la cámara tampoco se queda corta. Es una folladora nata que deja exhausto a cualquier hombre que se cruce en su camino. Así lo ha dejado claro en productoras como Brazzers, Deeper, Evil Angel y Naughty America. Esperemos que esta obra de arte colorida se apresure porque es muy fácil pasar de promesa a decepción.