in

Charly Summer facializada en su iniciación para el blowbang

Todavía se estaba recomponiendo del boquete anal que le causó el trípode negro de Dredd, pero Charly Summer ya se ha adentrado en el abismo felatorio del estudio Hard X para realizar unos de los ejercicios más asfixiantes en la industria de adultos: el blowbang. Un subgénero de la mamada nada recurrente para el resto de los mortales porque solo las tragonas de campeonato pueden soportar una buena ración de esperma eyaculada sobre su rostro. Una cosa está clara, la starlet de Florida no se deja avasallar y está en sintonía con los siete mástiles exigentes de ritmo rápido que ponen a prueba su valía en el porno contemporáneo. Para nosotros, se ha convertido en una nueva abanderada de las escenas que llevan la vitola de facializadas.