in

El 1º blowbang de Cory Chase

Hace unos días el estudio de corte interracial Dogfart Network liberó al mercado pornográfico el que es el primer blowbang de Cory Chase, que sorprendentemente todavía no se había estrenado en este noble arte. Ya sabéis, la versión libre y occidentalizada del bukkake en la que la limpieza de sable tiene más importancia que la lluvia de lefa. Una alegría para los espectadores pues jamás habíamos visto a la potente MILF de Norteamérica con un ramillete de pollas negras azotando su cara. Pero el momento que cobra mayor interés fue cuando la receptora, a modo de ejercicio circense del más difícil todavía, se traga cual faquir a toda una pandilla de mandingos preparados para vaciarse y realizar un encerado facial de semen.