in

El lado más oscuro de Cherie Deville

El hecho de que Cherie Deville sea la viva imagen de la típica madrastra norteamericana de urbanización es por lo que ha sido etiquetado injustamente como prototipo de pornostar MILF. No obstante, detrás de sus gestos maternales y sonrisas complacientes se esconde una diabólica maestra del sexo filmado a la que le encanta lucirse en atmósferas góticas para seducirnos a través de prácticas sexuales más oscuras. Algo que ha sido corroborado en Brazzers, donde siendo una nueva estrella de contrato de la productora nos ha recordado que, pese a la cautela de su carrera, tiene un espíritu sexual de lo más explícito que impregna toda la secuencia y hace babear a los hombres. Tesitura en la que se olvida de su faja mílfica y se entrega a las mamadas de garganta profunda y anales peligrosos.