in

Claire Roos, una loca de psiquiátrico con estrechez vaginal

Los cristalinos ojos de Claire Roos (Los Ángeles, 20 años) son un regalo de la lotería genética cuando no procedes de territorios gélidos. Tan preciosos que parecen haber sido robados del mismísimo jardín edénico. No obstante, no es la única de sus particularidades anatómicas que nos llaman la atención. Y es que la pornostar californiana dice padecer estrechez vaginal, una patología clínica que, en teoría, debería incapacitar permanentemente para la industria de adultos. Sin embargo, dado su historial de salud mental —confirmó en los foros de Adult DVD Talk ser una paciente de psiquiátrico— es de las que sacan fuerzas de flaqueza y transforman sus defectos en virtudes.

Lo que queremos decir es que Claire ha hecho del anal su trinchera particular (Adriano seguramente la inscribirá en su club), siendo una de esas starlets que solo tiene la opción de rodar sodomía si quiere jugar a la ruleta del porno. Un valor añadido hoy en día que refuerza la idea de que estamos ante una loca peligrosa, de las de camisa de fuerza, benzodiacepinas en vena y habitación acolchada. Aunque no tenga artes corporales, ni tatuajes, ni piercings en lugares extraños.

Es por eso por lo que su impresionante comienzo de su carrera ha sido en Hookup Hotshot (HuHS), porque es el lugar escogido solo por aquellas starlets que buscan situaciones devastadoras para sus mentes, experiencias extraterrenales y sensaciones catárticas ante la cámara. Algo que consiguió gracias al siniestro actor Bryan Gozling, cuya depravación sin miramientos se ensaña hasta con las chicas que tienen problemas mentales y son vulnerables. Para muestra, la lluvia dorada que le dedica después de penetrarla analmente sin compasión.