in

Daisy Stone, menos kilos de belleza

Nadie pone en duda que la combinación de nalgas y muslos de Daisy Stone es inigualable, hasta el punto de haber sido inmortalizado en nuestro salón de las mejores pornostars culonas del 2019. Pero hay que mencionar que en las últimas escenas su proverbial trasero ha perdido un poco de volumen. Todo parece indicar que se ha contagiado del mismo mal que Abella Danger o de la anorexia de Jillian Janson, ese afán que tienen las mujeres por llevar una alimentación más sana que les hace perder grasa en sus santas posaderas rompiendo con su voluptuosa y curvilínea figura. Por si fuera poco parece que se ha sumado a la secta del bisturí retocándose el rostro modificando su boca y pómulos con botox hasta la perturbación. Las pruebas de que se le extrañan algunos kilitos por cortesía de TeamSkeet.