in

Daniella Vioti, la anónima flexible que vino y se fue

De vez en cuando hay que estar atentos a la carne fresca que exponen en el mostrador de Net Video Girls para descubrir posibles talentos en este subgénero con vida propia que es el mundo de los castings. No olvidemos que de estos blanquecinos aposentos —todo lo contrario que el sofá negro de BackRoom Casting Couch— han salido preciosidades de la talla de Bella Rolland o Winter Jade. Daniella Vitoli es la demostración de que hay que visitar con más frecuencia estos lares porque estamos ante una joya sin pulir, una espectacular jovenzuela de hermosura salvaje, sin edulcolorantes, y con una flexibilidad sobrecogedora, que representa fielmente el perfil de vecinita de la puerta de al lado. Una muchacha que al ver su belleza sucia (tiene unos aires de choni de barrio con pintas y parece más mala que un dolor) te deja sin aliento y nos recuerda que algún día las amateurs van a derrocar al porno mainstream.

No obstante, hizo su debut en 2019 y se la tragó la tierra, así que por desgracia tenemos que meterla en el saco de la gran mayoría que huye despavorida después de la primera sesión.