in

La atípica latina Destiny Cruz, una cara fresca en el porno

Cada cierto tiempo los pornólogos más avezados predicen a una pornostar neófita que desbancará de un plumazo a todas las demás estrellas. Una profecía que, sin bien falla más que una escopeta de feria (la cantidad de diosas efímeras que van y vienen se cuentan por centenares), este año se ha hecho realidad con la enigmática Destiny Cruz, una atípica latina rubia de 24 años cuyos ojos claros, presencia angelical y rizos en el cabello nos recuerdan inequívocamente a la leonina Cecilia Lion.

La pequeña novata, a pesar de solo haber estado en el negocio de adultos desde mayo, tuvo un gran impacto en productoras con tintes incestuosos como Team Skeet, Bratty Sis o incluso la todopoderosa Bangbros. Sin olvidarnos de su incursión más destacada hasta la fecha: su primer anal en Tushy. Y a pesar de las ralentizaciones y el caos pandémico de 2020, filmó más de 50 escenas (según la base de datos de IAFD) llegando a aparecer como nominada para los Premios AVN 2021.

Destiny, que solo puede ser reservada exclusivamente a través de la agencia de modelos East Coast Talent, es oriunda de Asheville, Carolina del Norte, un mal estado de Norteamérica para descubrir la sexualidad por el fuerte moralismo religioso que habita en él. Aun así, la joven novata con mimbres de estrella ya ha trabajado para la mayoría de los productores de primer nivel de la industria de EE.UU: Bang!, Blacked Raw, Deep Lush, XEmpire…

Como curiosidad decir que Destiny Cruz era asistente de enfermería antes de adentrarse en el turbio mundo de adultos e hizo algo de modelaje convencional, pero un fotógrafo le dijo que ganaría más si hiciera porno, y tenía razón más razón que un santo.