in

Destruyendo el maquillaje tetil de Sophie Anderson

A la directora inglesa y sexy estrella del porno Angel Long le gusta instigar en el sexo más crudo y desagradable. Por algo está en nómina en el estudio fundado por John Stagliano, Evil Angel, rodando películas como «Destroy My Makeup», un film de porno enfocado al nicho de tetonas donde se presentan a un elenco de pornostars del Reino Unido experimentando intensas sesiones de sexo con las que terminan con el rostro lleno de esperma y con los agujeros dilatados por las despiadadas penetraciones por la puerta trasera. Una de las protagonistas indiscutibles de la cinta fue Sophie Anderson, una bristolensa de 31 años con una marcada estética a la «shore» en la que destacan sus dos tetas de fábrica tan gigantes y horrorosas que bien podríamos decir que estamos ante un desastre cosmético.