in

Dixie Lynn escapa del sexo ginecológico

Nos ha sorprendido que Dixie Lynn haya escapado de los rituales de Mike Adriano a los que estaba atada de manos y pies con un contrato exclusivo que se sella con sangre de unicornio. La inocente rubia pecosa ha logrado evadirse de la dictadura fílmica del californiano —los malditos planos con zoom tipo consulta ginecológica— para seguir su evolución como starlet por otros derroteros más artísticos como los de Deeper. Un espacio reservado para un sexo más exquisito, de mayor factura técnica, en el que podremos ver a la angelical lolita americana en una faceta distinta y novedosa a la que nos tenía acostumbrados en su breve pero fructífera carrera. Eso sí, la veda anal continúa clausurada y acceder a tan codiciado agujero sigue siendo un privilegio único de Adriano.