in

Elena Koshka, el regreso de las piernas kilométricas más bellas de Rusia

Los 4 años de la guapísima Elena Koshka dentro del porno han sido una constante de rebeldía desde el mismo momento en el que se fugó de su Rusia natal para caer en los brazos de Greg Lansky. La eslava podría haber sido perfectamente modelo profesional si no hubiera sido porque se descubrió a si misma como una bomba sexual, especialmente en contiendas interraciales como la que protagonizó en Blacked Raw junto a Jason Luv. Es por eso que la retirada de esta belleza rusoamericana hacia territorio amateur de pago (Onlyfans) fue terriblemente doloroso para la comunidad de pornólogos. Por suerte, la hija pródiga de la Madre Rusia ha vuelto al cauce profesional gracias al emporio de Team Skeet y su filial Family Strokes, en donde podemos volver a admirar a una de las pornstars más elegantes de la industria y sacar el jugo a esos kilométricos 1,85 metros de altura.