in

Eliza Ibarra abandona la secta del matojo

Hace ya 5 meses desde Eliza Ibarra dejara boquiabierta a la comunidad pornográfica con su 2ª penetración anal en manos del arrogante Mike Adriano y los pornoliers detallistas se habrán dado cuenta de que, en sus nuevas escenas, una pequeña parte de su fascinante cuerpo ha sido modificada. Tranquilos, no nos referimos a que haya pasado por quirófano para ampliarse el pecho con silicona, sino a que la pornostar con los hoyuelos más sexys de de EE.UU ya no pertenece a la secta del matojo. Es decir, Eliza ya no reivindica la mata de vello púbico, ese acogedor y cálido arbusto triangular que solía ser una de sus marcas comunes (sus extraordinarias y kilométricas piernas es otra).

Desconocemos si a partir de ahora aparecerá con el coño depilado, completamente afeitado o con una vagina calva, en carne vida y sin un pelo de tonta. Aunque eso importa bien poco si sus sacudidas de cadera siguen tambaleando el eje de rotación terrestre cada vez que monta a un semental, como en esta ocasión lo ha hecho en PornWorld —el conglomerado de webs antes conocido como DDF Network— junto al actor Jack Rippher, o mejor dicho contra su tercera pierna.