in

Ella Hughes potencia su apetito interracial

La pálida inglesa Ella Hughes tomó la senda del porno interracial de Blacked desde sus primeros pasos en la industria de adultos —con el actor Dredd, para ser más exactos— porque representa fielmente el músculo estético de la productora. Y es que ser una glamurosa starlet de impoluta epidermis blanquecina y cabellos pelirrojos abre muchas puertas cuando alguien busca el contraste visual con cuerpos atestados de testosterona afroamericana. En esta ocasión la hija pródiga de Southampton da un pequeño salto en su carrera europea y se atreve a participar en su primer trío interracial, todo un honor para la lechosa actriz ser la protagonista al haber sido seleccionada entre tanta competencia y superávit de actrices metidas en el duro nicho multiétnico.