in ,

Maitland Ward y su adicción a los gangbangs chocolateados

La desbordante energía sexual de Maitland Ward es tan insuperable como sobreactuada y, aunque las producciones de Vixen Media Group se atragantan entre los pornófagos por su excesiva presuntuosidad estética, el método interpretativo de la fogosa pelirroja salva los muebles. Y es que la fracasada actriz de cine convencional es conocida en el mundillo por alimentar sus fantasías con los mejores sementales negros, momento en el que alcanza su cénit sexual. Parece que los explosivos orgasmos propiciados por el actor afroamericano Jason Luv, cuando debutó en la industria en 2019, tienen buena parte de la culpa de haberse vuelto adicta a las pollas de chocolate. Una dependencia al vicio interracial que ya matizamos en su momento y que hoy vuelve a ser el epicentro porque Blacked Raw ha vuelto a contratar sus servicios para juntarla, por primera vez, con una tropa de aguerridos afroamericanos en un gangbang insólito.