in

Emily Willis, la reina del gonzo aceitoso

El título «Oil for Days» es otro de esos monográficos centrados en bases oleosas que recorren las finas pieles de las pornostars. Una cinta producida por Evil Angel en la que Emily Willis es la cabeza más visible del elenco de estrellas que intervienen húmedas y resbaladizas. La producción sacada de la mente del director Pat Myne se podría catalogar como el epitome del porno gonzo oleoso de todo el año, una escena (se cuela entre las top del año) de impecable factura técnica repleta de chorros de aceite como solo el personal del «ángel malvado» sabe ejecutar. Casi parece destinada a la figura de la starlet, confeccionada ex profeso para la que ha sido una de las mejores pornstars del año que lo ha apuntalado de forma sublime.