in

El facesitting de la culona Gina Vice con Nacho Vidal

La infravalorada Gina Vice (Molly, Regie Moly) fue una pornostar nacida en la Borgoña francesa que apenas rodó 14 películas a lo largo de su desconocida carrera. Estamos hablando de la época de comienzos del 2000, un momento difícil para starlets que poseían un físico tan contundente como el de Gina. Y es que nuestra protagonista era una aventajada a su propia época, con una actitud sexual tan voraz que el público todavía no estaba preparado para soportar su rol dominatrix y seguridad apabullante.

Aún así, un visionario como el célebre director y productor John Stagliano supo ver el potencial que escondía la pornostar y la puso a trabajar junto a un incipiente español llamado Nacho Vidal en la prolífica serie pornográfica «Buttman’s Anal Show» (1999). Una obra de porno vintage de principios de siglo XX que revolucionó el panorama de la sodomía filmada.

La comida de culo que le hace Nacho cuando ésta se posa sobre su cara nos dejó en estado de shock y sentó las bases del facesitting pornográfico moderno. Esa práctica sexual consiste en que una mujer se siente sobre la cara de un hombre para recibir así un buen cunnilingus. Hay que aclarar que, aunque literalmente significa “sentarse en la cara”, se hace con cierto cuidado, no como si te sentases en una silla.