mascota web

Categoría: Porno Vintage

Porno vintage

Porno Vintage

Muchos se preguntan que son los vídeos porno vintage, ya que es una palabra relativamente nueva. Es muy sencillo de explicar, es una clara referencia al porno retro, a las escenas de pornografía vintage de hace varias décadas.

El porno antiguo, aunque haya perdido una parte importante de su atractivo sigue vigente en la mente de muchas personas. Sobre todo, si son viejos con cierta edad que recuerdan con añoranza sus primeras pajas viendo estas películas porno de hace varios años.

Porno clásico del pasado

Ver actrices pornográficas clásicas de hace varios años en sus mejores momentos es algo que te revitaliza por dentro. Como si parte de esa energía que gastabas y consumías en masturbarte volviera a despertar en lo más profundo de ti. El porno vintage o dicho de una forma más moderna y contemporánea “vintage porn” es un nicho muy potente en el mundo de los pornotubes clásicos.

Hay cientos de páginas webs dedicadas en cuerpo y alma a las películas de porno vintage, a recuperar las viejas glorias de la pornografía para rememorar sus mejores momentos y que miles de personas puedan retornar a su juventud. Tantas que hay infinidad de nombres para citar las cintas de video antiguas. Por ejemplo:

  • Porno gold de coleccionista
  • Porno clásico antiguo y viejo
  • Vídeos porno del pasado de otras épocas
  • Porno retro de otro tiempo anterior

Porno antiguo que no pasa de moda

También es otra forma de decirlo, y como afirmamos no llega a pasar de moda siempre que haya gente que lo vea. Aun así, hay muchas diferencias entre los vídeos de porno vintage y las escenas de sexo de hoy en día. El porno moderno es bien distinto y os explicaremos las principales diferencias.

La más notable es que las pollas de los actores no eran pollones sino penes normales que se empalmaban sin sustancias químicas y duraban más bien poco, 15 minutos. Las actrices no tenían las tetas operadas con silicona, eran tetas naturales que podían ser grandes o pequeñas, pero nunca falsas o artificiales.

Porno vintage español

Nuestro particular modo de ver la pornografía también hizo que produjéramos auténticas joyas de vintage español para la industria de adultos española. Tenemos premios como los del FICEB, productoras como Fisgón Club. Directores como José María Ponce o películas populares como “A las maduras les gustan duras”.

Porno vintage italiano

En la década de los 90 el vintage italiano se despuntó alcanzando gran fama y renombre dentro del panorama europeo. Aclamados directores como Luca Diamano o el célebre actor Rocco Siffredi son conocidos en el mundo entero gracias a sus obras.

Porno vintage francés

La exquisitez del vintage francés nos dio starlets preciosas de cuerpos con las más recatadas formas de filmar pornografía. Una delicia a los sentidos donde directores como Marc Dorcel y actrices como Laure Sinclair nos alegraban la vista.

Porno Gold

Así se llamaba la época dorada del porno; gold. Tal vez tiene que ver con que todo lo que es gold es suerlativo. Un periodo de tiempo donde las folladas eran auténticas y tenían el gusto de ser dignas. No como ahora que el sexo se ha desvirtuado y hemos convertido a personas en monstruos del sexo y auténticas máquinas de follar que nada tienen que ver con la sexualidad humana.

Y lo que más llama la atención en el porno gold es la cantidad de vello púbico que tenían los que follaban es las escenas. ¿Es que nadie se depilaba? A mí personalmente me da un poco de asco que una mujer tenga el coño lleno de pelos por muy retro y valorado que sea. A una chica a la hora de hacer una mamada no creo que le guste la idea de meterse en la boca un cipote lleno de pelos, después se atraganta y es muy desagradable para ella.

El porno taboo

El porno taboo fue el nacimiento de una serie de películas retro basadas en relaciones incestuosas. Tuvo muchísimo éxito y sentó el precedente por el que hoy este tipo de escenas son las más buscadas por internet.

Era porno más real y auténtico tal y como se practica el sexo realmente en la intimidad. No eran súper hombres ni súper mujeres que se metían 5 pollas por todos los sitios. Algo de agradecer y que a día de hoy ha hecho que el porno vintage siga vigente en muchos de nosotros.