in

El doloroso sexo anal de Ginebra Bellucci

No entiendo porque televisión pública española (TVE) no graba un capítulo íntegro de «Españoles por el Mundo» dedicado a la gran figura de Ginebra Bellucci y su paso por el porno europeo. Su meteórica trayectoria sigue hacia el estrellato demostrando día tras día que ha venido al coito grabado para dejar una huella imborrable. Comenzó el 2018 con 20 escenas, pasó el 2019 con 34 escenas y los pronósticos parecen indicar que el presente año apunta a ser mejor en este número (y eso que solo graba en el viejo continente). Pero no todo es oro lo que reluce tras la dulce cordobesa, juega con un handicap que deberá superar si quiere proclamarse como la reina artúrica del porno: le duele el sexo anal. Por lo visto a pesar de que en sus inicios en el oficio parecía que tenía predilección por el anal todavía no puede evitar poner esa mueca en el rostro cuando le dan por el culo, y para ejemplo algunos de estos momentos delatores:

First Anal Quest:

En esta escena quedó marcada por el diablo con esa cara de dolor cada dos por tres que delató que su ano no se abría cuando la polla llamaba a su puerta.

Private:

Todavía es bastante prematuro para hacer juicios apocalípticos, pero si quiere subir súbitamente varios puestos en la jerarquía del estrellato más le vale deshacerse de este lastre que no comulga con las exigencias de los pornófilos.