in

La rusa Henessy se retiró del porno en 2019

El otro día me pasé por la base de datos IAFD y comprobé con tristeza que la conocida pornostar Henessy, aquella rusita que nos enamoró a todos con su mirada cándida e imagen de niña buena que nunca había roto un plato, se retiró del porno en el 2019 y eso que estuvo merecidamente nominada en los XBIZ Europa Awards 2019 como la mejor performer del año. Una catástrofe para muchos que siguieron su trayectoria y comprobaron como desde los inicios de su carrera siempre se había preocupado por sacudirse el sambenito de frágil muñeca de porcelana que le perseguía por el hecho de tener un rostro adorable, una imagen pictórica de muchas starlettes del Este.

Y lo cierto ha tenido bastante éxito en esta misión si nos atenemos a que siempre ha demostrado un talento innato para meterse pollas a diestro y siniestro, algo que tratándose de una actriz del Este tiene su mérito; pues es una cantera donde la que no corre, vuela. Viéndola en acción se nos acaban los apelativos porque fue una auténtica máquina de follar perfectamente engrasada que mantenía un equilibrio satisfactorio entre brutalidad sexual y belleza eslava.

Quizá por esta razón de querer romper con su imagen su trayectoria en la industria europea siempre ha avanzado siguiendo el mismo itinerario: demostrar su valía en el sexo duro, como una starlette embriagada de porno hardcore que quiere más y más y no logra saciar su ambición. De ahí estar acostumbrada a realizar colaboraciones en estudios circenses como Legal Porno, Rocco Siffredi, 21Sextury, DP Fanatics, Private o las mismas escenas que producía desde su página web oficial.

Recordemos que algunos la llamaban la doble pornográfica de Katherine Heigl por el gran parecido que guardaba su cara con la popular actriz norteamericana de la serie «Anatomía de Grey», pero lo de esta guapísima rusa que vino de la fría Rusia en el lejano 2009 a la tierna edad de 20 años no era la meca del cine, sino convertirse en una jodida maestra del sexo filmado.

Mención aparte los múltiples motes que tenía para seguir su pista por internet, una larga lista de alias inexplicable: Alina Henessy, Anika, Cosette Ibarra, Deborah Banks, Maddy Ennessi, Sveta Lena Piterskaja, Madeline, Alyshia, Madlen, Mallery, Orianna, Penelope y Sophia.