in

El regreso épico de la loba Ivy Wolfe

Las filigranas con las que Yvy Wolfe saltó al porno en 2017 fueron tan variopintas como ponerse un apellido licántropo, tener unos sexys ojos verdes y poseer una sexualidad de raigambre salvaje; cual loba en celo. Credenciales que le ayudaron a ganar el Premio XBIZ «Mejor Escena Lésbica» en el 2018 antes de desaparecer misteriosamente del candelero pornográfico. Afortunadamente, después de pasar los últimos dos años lejos de las brillantes luces del estrellato, Wolfe ha regresado de forma épica con un contrato exclusivo bajo el brazo por parte de la compañía Vixen. Por suerte, con 24 años y una actualizada apariencia con un aumento de senos, en Blacked sigue comportándose como un animal de notable voracidad sexual que devora todo a su paso. Hasta la pequeña figura de Elsa Jean ha sucumbido a su libertad desinhibida.