in

Alice Pink desata la pasión interracial

Alice Pink es un caramelo visual para todos los feligreses de las jovencitas sin mácula. Una criatura celestial sin excentricidades decorativas en su cuerpo, con agujeros ajustados y con ese atractivo tan virginal que desde ciertos sectores pornográficos se esfuerzan en mostrarnos. Su apariencia de no haber roto un plato en su vida es el principal motivo de que obtengamos un sádico placer al verla sometida a los bombeos anales más inmisericordes de Blacked, una tesitura interracial que no es nueva para la blanquecina actriz pues ya pasó por las huestes de BBC Pie con el dotado Jax Slayher. Incluso nos atrevemos a decir que la agresividad sexual con la que es recibida se nos hace agradable de contemplar, como si algo en nuestro interior nos hiciera olvidar que somos amantes platónicos para convertirnos en sementales violentos.