in

Izzy Lush y sus chantajes con el porno

Cuentan las malas lenguas que la familia de Izzy Lush —aquella starlet colombiana de aspecto atípico a la voluptuosidad latina que debutó a las órdenes de Lansky— se enteró de que trabajaba como pornostar porque su padre vio su escena para ShopLyfter. Esta noticia porno (nunca mejor dicho) cayó como un jarro de agua fría no solo por los inconvenientes de dedicarse a una profesión muy mal vista por la sociedad, sino porque al tratarse de un vídeo de chantaje sexual los muy crédulos pensaron que Izzy fue forzada a mantener relaciones sexuales en la trastienda del conocido portal. Hasta tal punto llegó la histeria que la misma starlet tuvo que de dar explicaciones por teléfono y luego exponerlo en una entrevista en Youtube aclarando que es ficción pornográfica. Una cosa está clara, su padre se hizo una paja viendo follar a la hija.