in

Jada Stevens y Vicki Chase, lenguas entrelazadas con labios vaginales, vulvas y clítoris

Hace pocos meses el emporio Vixen Media Group (mentes maestras de Blacked, Tushy y derivados) anunció a bombo y platillo que su nueva web Slayed supondría para la comunidad pornográfica una reinvención del género lésbico. Al principio, éramos escéptico de que pudiera aportar una perspectiva al lesbianismo filmado, pero después de ver la escena de la pornostar Jada Stevens y Vicki Chase podemos afirmar sin ningún tipo de duda de que estamos ante un safismo renovado. Y no lo decimos por esa erótica atmósfera creada por lujosas localizaciones y gustos artísticos elegantes combinados con sexo duro, sino por filmar unos primeros planos tan íntimos del cunnilingus que dan como resultado final lenguas entrelazadas en una mezcla heterogénea de labios vaginales, vulvas y clítoris.