in

El arresto sexual de Jane Wilde y Emily Willis

Jules Jordan ha publicado la primera película —esperemos que sea una serie muy larga— de «Disciples Of Desire», un controvertido título que trata como polis sin escrúpulos violan y abusan sexualmente de prostitutas arrestadas. En esta ocasión la perturbadora escena ha sido protagonizada por nuestras queridas Jane Wilde y Emily Willis, una secuencia grabada a 60 fps con una cámara profesional GoPro que imprimió dinamismo y una rápida acción sexual plagada de cambios de plano para simular una redada policial. La pequeña neoyorkina deja claro con su actuación de chica forzada que es una de las más amadas en nuestra comunidad, puesto que todo lo que tiene de pequeña lo tiene de intrépida (se atrevió tanto por delante como por detrás con Dredd como una campeona). Y es que para atreverse a plantarle cara a un madero de la talla de Prince Yahshua y Jax Slayher hay que tener verdadera osadía.