in

Jeanna Fine, la mítica felatriz de los 90 y especialista del «Deep Throat»

La época estival nunca ha sido una estación ideal para ponernos nostálgicos, pero en el mundo del porno cualquier momento es acertado para recordar starlettes de épocas pasadas que han brillado con la potencia de mil soles. Sobre todo si es para recordar a una leyenda de las felaciones como lo fue Jeanna Fine (1964, Nueva York), la clásica pornostar de los años 90 que creó escuela en el subgénero de la garganta profunda. Y esto último no lo decimos porque sí, durante su mandato pornográfico formó parte de la élite de las felatrices y era capaz de engullir los miembros viriles más grandes de la industria de adultos —hasta el fondo y más allá— demostrado una soltura tan inaudita que provocaba la envidia de los faquires.

No tenía competencia en lo que respecta a sus habilidades orales, estaba dotada de un esófago mágico y sin miedo al reflejo nauseoso, y coronó una cumbre hasta el momento inexplorada en el cine X: El «Deep Throat». Jenna fue la iniciadora de esta técnica en la industria de adultos y una consumada especialista en este arte de limpiar profundamente el sable. Sin ella, no hubieran aparecido imitadoras de su estilo, ni dignas sucesoras (Bobbi Bliss o Anette Schwarz) de esta práctica sexual apasionante. Y lo más importante, jamás hubiéramos visto evolucionar esta técnica hacia derroteros extremos como el «Facefucking» o el «Gagging».

La veterana no solo fue un rostro popular por su increíble capacidad para hacer mamadas sucias en sus vídeos, también destacó físicamente por tener el pelo corto y dejarse penetrar analmente en una época en la que no se estilaba la sodomía. Empezó siendo muy jovencita (21 años) a filmar vídeos guarros y siempre ha estado rodeado de malas compañías, de drogas, malas elecciones con los hombres, embarazos no deseados e hijos que alimentar. Motivos por los cuales su carrera se convirtió en un carrusel de abandonos y regresos que no gustaron nada entre sus seguidores. Aún así, llegó a rodar casi 500 películas en 15 años de carrera, un palmarés sexual que le permitió entrar en el Salón de la Fama AVN y ganar numerosos premios en galas y certámenes de adultos como los XRCO.

Dicen las malas lenguas que también ejercía la prostitución de alto standing, o dicho de otra manera, era una afamada escort de lujo muy cotizada en la Gran Manzana. Tal vez por esta razón adoptó tantos apodos a lo largo de su vida e igual se llamaba Virginia Paymore que Angelique Gauthier o Vanna Paymore. Cualquier alias era bueno para ocultar su nombre real; Jennifer Payson. En cualquier caso, esta aventurera fue una de las primeras mujeres bisexuales que se atrevieron a decir públicamente que mantuvo una relación sentimental con otra mujer. En concreto, se involucró en una relación lésbica a largo plazo con la también actriz pornográfica Shannon Michelle Wilsey.

Respecto a la filmografía de Jeanna Fine, destacamos algunas de sus películas como «Latex» (1995), «Oral Madness» (1991), «Wicked Weapon» (1998), «Curse of the Cat Woman» (1991), «Malibu Spice» (1991), «Discesa all’inferno» (1991), «Barbara the Barbarian» (1987), «Wild WidowW (1995) y la que fue su última actuación, «No Man’s Land Legends» (2002), un broche de despedida , donde se juntó con otras grandes pornostars ya retiradas.