in

La boca privilegiada de Kali Roses

En JaqueMateAteos fuimos excesivamente críticos con la notoria subida de peso de Kali Roses. Incluso llegamos a afirmar que la starlet había sufrido una mutación física del todo indeseable que le trajo nefastas consecuencias, tanto para su carrera profesional como para su imagen personal. No obstante, y dejando de lado sus fluctuaciones de masa grasa, la actriz californiana continúa rodando sexo filmado sin apenas haberse movido del ranking de PornHub (Nº 124). Para demostrarlo, sacamos a la luz su reciente escena correspondiente al estudio DeepThroat Sirens, donde realiza una trabajada sesión de garganta profunda en la que saca a pasear su conocida mirada felatoria. Y es que su brillante ejecución de la técnica ‘Gag Reflex’ (reflejo nauseoso) consigue que los fanáticos de las explosiones faciales no se sientan decepcionados.