in

La mutación física de Kali Roses

Si bien la guapísima mestiza Chloe Amour ofrece las profundidades de su recto al semental Mike Adriano en la última escena que el director ha rodado en su set de All Anal, la protagonista indiscutible de la contienda ha sido la secundaria Kali Roses. Y es que la que otrora fue una rubia cañón de elegante figura delgada se ha transformado en una vulgar gorda al estilo Gia Paige. Ha perdido el pedigrí que le otorgaba su insuperable presencia física y ha subido a un peso que roza la categoría BBW. Parece que ha comido demasiado turrón y polvorones por Navidad para subir tantos kilos y arruinar su cuerpo.

Desde la comunidad de pornólogos ya se han apresurado en maldecir su deplorable estado físico, su rostro rechoncho y amplia cintura. Sumado al descontento general de que si ya le daban poco trabajo desde las productoras por culpa de sus estrafalarios tatuajes en los muslos, con esta indeseada mutación de tamaño corporal todavía menos.