mascota web

Karen Lancaume, del éxito del porno al suicidio

Otra leyenda del porno europeo que inundó videoclubs con sus cintas VHS y copó la programación pornográfica del viernes noche de Canal + con sus escenas. Karen Lancaume fue una francesa que nos dejó un recuerdo imborrable gracias a su inigualable mirada lasciva que ayudó a trascender el porno de los 90. Como el inicio de muchas, convertirse en actriz porno no fue algo vocacional, sino una idea de su novio Franck, un DJ que con el tiempo pasaría a ser su marido, al tener ciertos problemas económicos. Tras presentarse a un casting del mítico director italiano Marc Dorcel fue seleccionada para una película porno. Sin embargo, ella puso la condición de que solo follaría con su marido. Por vicisitudes del destino acabó follándose todo lo que se mueve en porno vintage haciendo orgías, dobles penetraciones y corridas masivas.

El suicidio de Karen Lancaume
La verdadera polémica que llevó al suicidio a Karen Bach (su nombre real) fue la película ‘Baise-moi” (fóllame), su opera prima, una especie de versión porno de Thelma & Louise con estética anarco-punk y de violencia extrema. La road movie presentada en el festival de Cannes tenía sexo explícito, era ultra violenta y en ella las actrices asesinaban a los hombres por puro placer sexual, todo un tabú para la época. Fue el punto álgido de la carrera de Karen Lancaume, una estrella porno de la segunda mitad de los 90 que saltó a la fama y poco después decidió terminar con su vida con una sobredosis de pastillas, posiblemente por su vida licenciosa.