in

Katalina Kyle, un fetiche perfecto para los culomaniacos más empedernidos

Cuando todavía nos estábamos recomponiendo del brutal shock que nos causó el tremebundo culo de la novata Tommy King (una PAWG de manual), ahora es Katalina Kyle la que ha salido a la superficie para cortarnos el riego sanguíneo y dejarnos la mandíbula desencajada. La oriunda de Orlando es una pornostar cuya contundencia anatómica, concentrada al extremo en su tren inferior, puede hacer virar el eje de rotación terrestre. Un fetiche perfecto para los culomaniacos más empedernidos, cuya figura rubenesca y cabello alborotado ha brillado bajo el amparo de Jules Jordan… hasta ahora.

Lo decimos porque hace un año tuvo un cara a cara con el mismísimo actor Dredd (su 1º interracial) y debutó analmente con Manuel Ferrara (no hay ojete que se le escape al crápula francés), pero recientemente la descomunal culona de 26 años puso sus poderosas posaderas en el imperio de Mike Adriano, AnalOnly a la cabeza. Sin olvidarnos que también acaba de protagonizar su primera doble penetración. A ver quien se resiste a semejante manjar de carne trémula.