in

Katie Monroe y sus atléticas tetas a lo fitness

Viendo la morfología tetil de Katie Monroe está claro que ha entrado en el negocio del sexo filmado dispuesta y decidida a convertirse en una de las grandes tetudas de la nueva década. Con 35 años y el tiempo confabulando en su contra tomó la difícil decisión de someterse a una intervención para nada moderada y que sobrepasa las medidas estándares de las operaciones de busto. No obstante el resto de su físico blanquecino apenas adolece de derroche plástico, poseyendo un cuerpo la mar de tonificado, casi atlético diría yo, muy parecido al de la británica Jasmine Jae o Eva Karera. Personalmente nosotros no somos muy fanáticos de la silicona, pero en esta ocasión y viendo el espectacular resultado (parecen pechos cincelados en mármol) no nos queda más remedio que ponernos de su parte.