in

La tardía explosión de Kayla Page

Habiendo comenzado en el lejano año 2002 y estando desaparecida en combate pornográfico durante casi una década (en la que desperdició su belleza juvenil), algo ha debido de cambiar en la mente de Kayla Page cuando hace unos pocos meses comenzó a rodar a destajo por el estudio de Naughty America. Como si quisiera recuperar el tiempo perdido trabajando a marchas forzadas, con una predisposición absoluta para meterse de lleno en encuentros sexuales furtivos. Desde entonces, este 2021 ha sido el año de explosión de la californiana de Santa Clarita, inspirada por el clásico perfil de MILF, y su caché no ha dejado de subir.

A sus 37 años se ha puesto el mundo por montera para abordar el séptimo arte para adultos y tiene energía más que de sobra para llegar a ser una superestrella tardía. Al menos si quiere avanzar en prestaciones sexuales y no se atasca, como ya le sucedió, mientras otras starlets le comen la tostada.