in

Kyler Quinn, la domadora de rabos de todos los colores

Pocas veces tenemos la oportunidad de ver nacer a una pornstar americana que destile los niveles de confianza de Kyler Quinn. La rutilante estrella sigue haciendo gala de su insólito aforo de agujeros —por algo esta brocheta humana estuvo nominada a la mejor doble penetración en los AVN Awards 2021— con un enfoque estratégico basado en romper cualquier límite. De hecho, hace pocos días su apetito sexual hiperdesarrollado pisó las baldosas amarillas de Hussie Pass para superar la marca del doble vaginal. Lo más sorprendente no fue que le sobrase capacidad para albergar los rabos de Brian Omally y Jax Slayher (blanco y negro), sino de pasmosa facilidad que tuvo para despacharlos sin que le temblara el pulso.