in

La «magnus opus» de Maddy May, su debut de múltiples penetraciones

Se acerca el fin de año y las productoras pornográficas están lanzando al mercado toda la artillería con el fin de alzarse con algún premio AVN, XBIZ o XRCO. Si hace pocos días pudimos disfrutar del 1º showcase de April Olsen («April Knows Best»), ahora le toca el turno a su competidora más directa: Maddy May. Una de las grandes de Evil Angel por tener cierta creatividad para las acrobacias sexuales, una capacidad aeróbica impresionante y un aforo rectal y vaginal espectacular. La starlet emergente ha conseguido un hueco en una película del director Chris Streams (ya trabajó con él hace unos meses) para lucirse ella sola con 4 exigentes primeras veces que están diseñadas para hacer correr ríos de semen.

Nos referimos a las cuatro escenas filmadas de «Maddy May’s Mayhem», en donde nuestra protagonista, aparte de estrenarse en la práctica del gangbang, experimenta su primera doble penetración interracial; su primera primera doble penetración vaginal (DPP) y doble anal (DPA), y como colofón su debut sexual con una actriz transexual. Todo ello con un glamuroso vestido, de estética retro, que representa a una chica disco con patines de la década de 1970. Un cuento de hadas para los pornógrafos que buscan producciones cañeras que solo pueden resistir las fanáticas del sexo anal. Y es que Maddy es una de las mejores debutantes del 2021 que ha sincronizado su esfínter al punto de considerar el ano su agujero favorito.