in

Kylie Rocket desentierra sus habilidades de garganta profunda

Paseando por la comarca del sexo oral más húmedo, baboso y asfixiante de la industria yanki —el estudio Swallowed, para los no entendidos— nos hemos topado con aquella puertorriqueña de genes camuflados llamada Kylie Rocket. Por lo visto la enérgica starlette quiere enseñarnos sus excelentes habilidades bucales y ha protagonizado un espontáneo recital de garganta profunda en el famoso abismo felatorio. A falta de aferrarse a un definido el estilo, la chica cohete (apodo que le viene al pelo por su apellido) ha desenterrado sus habilidades adormecidas para empezar a llamar la atención en productoras de primer nivel. Eso sí, que se ande con cuidado, porque las escenas de mamadas de esta compañía parecen salidas de una mente criminal obsesionada con la cantidad de fluidos que una chica pueda tener en su cara.