in

Lala Ivey, una perla negra entre penes blancos

Lala Ivey lleva la friolera de 3 años largos trabajando disimuladamente en la práctica sexual filmada a pesar de haber pisado platós de rodaje tan importantes como los de XEmpire, Team Skeet, Brazzers, 5KPorn o Elegant Angel. La nativa de Chicago de 22 años se cataloga a sí misma como una reivindicadora sexual que desde los 18 añitos viene ejerciendo labores de camgirl y bailarina exótica. Pero el momento en que demostró ser más digna de esta autodescripción fue cuando se presentó voluntaria en Devil’s GangBangs para rodar una de sus características gangbangs multiétnicas inversas. Es decir, encuentros grupales donde las actrices negras sean las minorías étnicas al ser superadas en número por hombres blancos, y de paso recoger el testigo que en su momento ya tuvieron Kira Noir, Jenna Foxx o la última de sus víctimas, Daizy Cooper.

Su primer anal: