in

Lana Del Bae, la webcamer ganadora del premio XBIZ «Cam Star of the Month» (2022)

Cuando presentamos a las pornostars galardonadas de la última ceremonia de los XBIZ Awards 2022 se nos olvidó hacer una parada en el premio «Modelo de Cámaras del Año». Un error imperdonable sabiendo que fue la reputadísima Lana del Bae la que terminó llevándose este broche de oro en la respetada categoría de las camgirls amateurs. Y es que, esta aficionada a penetrarse sus agujeros con todo tipo de juguetes sexuales es una vieja conocida de las principales plataformas online de pago (Chaturbate, Onlyfans, Camsoda, PornHUb, ManyVids…) que consiguió atraer a una leal legión de fanáticos seguidores al interior de su habitación con la sola ayuda de un estrambótico pelo de color púrpura y un físico enjuto.

Del Bae cuenta con más de 250.000 seguidores en sus diversas plataformas, e incluso con varias decenas de miles en las redes sociales. Un éxito del que está enormemente agradecida a su gran base de fans, que la han apoyado incondicionalmente durante las largas transmisiones, algunas de las cuales superan las dos horas de duración y le dejan la vagina al rojo vivo. De ahí que su vagina forrada de acero la ayudara a ganar el premio «Cam Star of the Month».

También es una locutora que habla sobre sexualidad en el conocido podcast «Sex Tales» de Chaturbate, junto con la aclamada modelo erótica Melody Kush, también coanfitriona de estos cuentos sexuales que nos elevan las pulsaciones. Pero lo más importante aquí es que su contenido lanzado triunfa por las eróticas secuencias de provocación previas al clímax. Momentos en los que el rozamiento de sus genitales nos pone las pollas duras, sumado a sugerentes poses y una puesta en escena digna de una reina de las cams coronada.

¿Queréis saber como se forjó está campeona de las webcams? Pues para averiguar los inicios de Lana del Bae en el mundo de las webcams tenemos que remontarnos al lejano 2017, cuando trabajaba en una juguetería y ganaba el salario mínimo. Por suerte, siendo aconsejada por su hermana, que trabajaba en la industria para adultos, se propuso convertirse en modelo de cámara (demostración empírica de que el exhibicionismo es consanguíneo). Eso sí, sus primeros shows tuvo que realizarlos a escondidas y desde la esquina del ático de sus padres hasta que pude ahorrar lo suficiente para mudarse a su primer apartamento.