in

Lauren Phillips, el ataque de la destructora de pelvis masculinas

No negamos que el culo de Lauren Phillips esté bien forrado con una doble capa de grasa esponjosa que le permite comercializar ciertas posturas morbosas como el ‘doggy style’, pero está claro no es la representante más icónica de la adictiva temática de las culonas. Aun así, la celestial pelirroja se ha ganado a pulso un hueco en el último y explosivo monográfico de Chris Streams, «Big Ass Attack», por ser una auténtica destructora de pelvis masculinas. Su diabólica sexualidad se ha visto implicada en una sesión de sexo maratoniano con Prince Yahsuha, el único actor afroamericano que tiene la resistencia para dar embestidas sin tregua al ultracuerpo de la voluptuosa rojiza. Agradecemos que sus genes rojizos, cultivados en el jardín del Edén, hayan germinado al servicio del sexo interracial.