in

Little Caprice, Clea Gaultier y Liya Silver: caprichos de diosas europeas

El tenderete empresarial que tiene montado la starlette de la República Checa Little Caprice (Little Caprice Dreams) ha reunido a tres de las estrellas más fascinante del circuito de adultos europeo para rodar una exquisita y artística escena lésbica que ha llamado la atención —los conjuntos de lencería sexy cuidadosamente seleccionada son una delicia— a lo largo y ancho de la comunidad pornófila. Para ello se ha contado con la colaboración de tres pornostars de alto copete, las últimas ganadoras del Premio AVN «Mejor Artista Extranjera»: la sílfide francesa Clea Gaultier (ganadora en 2019), la hipnótica rusa de pechos perfectos Liya Silver (ganadora en 2020) y la «caprichosa» checa antes mencionada.

Uno de los tridentes eróticos más exitosos del porno moderno y un trío de ensueño rodado, coproducido y dirigido en un apartamento vintage en Viena, Austria, por por el socio y esposo de Little Caprice, Marcello Bravo. Lo que se dice una oda a la lujuria femenina.