in

Lulu Chu, un lujo asiático en territorio americano

Estas últimas semanas la starlette Lulu Chu se ha convertido en un lujo asiático en territorio americano. Su insoportable apariencia oriental lo impregna todo gracias a ser una de las pocas representantes de ojos rasgados que comercialice eficientemente su imagen cándida, la excusa perfecta para que rápidamente haya copado las principales productoras norteamericanas: Deeper, TeamSkeet, Blacked, Mofos… El último que ha querido saborear su rollito de primavera —lo sé, es un chiste bastante malo— ha sido Ryan Maddison en sus estancias de TeenFidelity, que no ha tardado en vestirla con una minifalda a cuadros y hacerla pasar por colegiala para propiciarle un polvo filmado que desprende naturalidad, frescura e inocencia interrumpida.