in

Maggie Green, una madrastra madurita curtida en mil batallas

Maggie Green es una pornostar de Michigan que a sus 43 años, rebasando con orgullo la invisible línea de las cuarentonas, ha adquirido una experiencia en varios frentes pornográficos que la han convertido en una madurita curtida en mil batallas. Su especialidad, si nos atenemos a su perfil físico de fantástica pelirroja entrada en carnes con dos enormes tetas naturales, encajan como un guante en las típicas producciones de madrastra con exceso de cariño. Lleva trabajando ininterrumpidamente 11 años en la industria de adultos y aunque jamás rozará la meca norteamericana del sexo filmado —es una starlet muy de nicho anclada a la productora VNA Network— esporádicamente toma caminos alternativos en los que se alimenta de jóvenes pipiolos como el lolito de moda Jimmy Michaels.