in

Joslyn Jane y su empoderación incestuosa

Sus casi 1,80 metros de altura le ayudaron para enfundarse el uniforme de policía y patrullar por los suburbios norteamericanos para abusar sexualmente de negros pandilleros. Ese era su cometido en Black Patrol, una de las pocas series pornográficas en las que mujeres policías follaban con los detenidos. Un trabajo por el que deambuló durante varios años consiguiendo añadir a su personalidad la ansiada vitola de mujer controladora. A partir de aquí, sus trabajos más recientes se han centrado en ser una intimidante rubia de vertiente cougar que demuestra cierto control en situaciones familiares donde hijastros con las hormonas revolucionadas se vean envueltos (ver su encuentro con el lolito Lil D). Razón por la que acampó en Jerky Wives, casa de la reputada MILF Cory Chase especializada en incesto.