Mar Regueras se desnuda, la presentadora de ‘El Grand Prix’

Recuerdo con cierto asco aquel programa de catetos de pueblo que echaban por las noches de TVE llamado “El Gran Prix”. Multitud de pueblerinos se agolpaban en un concurso donde no podían faltar las típicas vaquillas y las entradas del presentador Ramón García. Pero no todo iba a ser malo en la televisión pública, en ese mismo programa se dio a conocer Mar Reguera, una potente presentadora que siempre lucía minifalda con un tipazo apretado y que más tarde terminaría en los brazos del diputado político de Ciudadanos Toni Cantó (este hombre es un pichabrava que también se calzó a Carla Hidalgo). Por cierto, si quieres ver otras mujeres que se han convertido en famosas desnudas por sus rodeos con políticos accede a nuestra colección de famosas desnudas de JaqueMateAteos.

Como actriz deja que desear aunque haya sido nominada a los Goya por su interpretación en la película “Rencor”. Lo único destacado que ha salido por la pantalla de ella han sido sus bonitos pechos operados en Ninette o Volando Voy (la escena de la ducha cuando el niño se queda mirando no tiene precio). Otros papeles tampoco le han hecho justicia, como su paso por las series de Tv “Hospital Central” o “Herederos”, si acaso concursos familiares como el El Gran Juego de la Oca junto a Emilio Aragón le dieron cierta notoriedad.

Recientemente la actriz ha salido en portada en la revista de Torito, Primera Línea, contando sus intimidades más prohibidas. Entre las más atrevidas descubrimos su gusto por follar con negros, algo a lo que estaría más que dispuesta a realizar por el atractivo físico que le despiertan. Aparte de esta fantasía sexual de Mar Regueras también podemos ver a la actriz completamente desnuda en multitud de posiciones en el interior del magazine erótico.

A parte de la sensacional sesión de fotos donde Mar Reguera sale como Dios la trajo al mundo, la presentadora española se lamenta de no ser multiorgásmica y de pecar de vagancia en el terreno sexual. Según a declarado no le gusta la marcha ni un aquí te pillo aquí te mato, es más de tranquilidad en el hogar a la hora de echar un casquete. Eso si, alguna vez se ha declarado infiel a sus amantes, como buena mujer promiscua y casquivana que es.
Claramente el tiempo ha hecho mella en su figura y ahora a los casi 50 años ya no tiene nada que hacer en el mundo de las variedades, ni como actriz ni presentadora de concursos. En un intento de llamar la atención decidió convertirse en escritora (sin éxito) publicando sus propias vivencias personales con la bulimia, “El amor y su puta madre”, una enfermedad que la acercó al infiernos en vida.

Más porno relacionado: