in

María Barranco follando en «Siete Mil Días Juntos» (1994)

Una actriz española de la talla de María Barranco (Málaga, 1961) tiene tantas anécdotas sexuales que contar que podría escribir varios libros autobiográficos. No obstante, debido a su edad y lo mal que trata esta profesión a las mujeres cuando envejecen, ha quedado relegada a series de sobremesa y culebrones de abuela. Aunque en sus años mozos fuese toda una sex-symbol de la época de los 80 y 90.

María Barranco Tetas

Fue de las artistas malagueñas que estremeció de pasión a los hombres de toda una generación, aquella que vivió los últimos estertores de la Transición allanando el camino para que se normalizaran las apariciones sexuales en producciones cinematográficas. Y lo hizo gracias a su buen gusto por los desnudos artísticos, que los lleva exhibiendo desde el papel que le dio la fama: el de Candela en «Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios» (Almodóvar, 1988).

Por estas razones María Barranco fue una de las chicas Almodovar más grande que ha dado España, respetada y querida, habiendo participado en títulos tan aclamados como «Las Cosas del Querer» (1989), «Las Edades de Lulú» (1989) o «El Efecto Mariposa» (1995). Ha sido extremadamente prolífica a lo largo de su carrera cinematográfica, apareciendo en varias docenas de films y habiendo recibido su recompensa en forma de dos premios Goya a la mejor actriz (1988 y 1990).

«Siete Mil Días Juntos» (1990)

La escena del vídeo publicado pertenece a la película «Siete Mil Días Juntos» (1994). En ella se puede ver a una María Barranco haciendo un striptease de lo más erótico, mientras su marido, el actor José Sacristán, la graba con una videocámara. Con un conjunto de lencería rojo que poco a poco se lo va quitando hasta quedarse en topless y mostrar al público sus tetas. Pero todo esto es la antesala del sexo, donde María Barranco sale follando en la cama después de haber puesto cachondo perdido a su esposo con el susodicho despelote. De aquella década donde el cine se servía de la erótica para introducirnos en las historias.

«El Palomo Cojo» (1995)

Pero si tenemos que mencionar una verdadera joya por su tono erótico, esa es sin duda «El Palomo Cojo». En ella sale una María Barrando haciendo un desnudo artístico que todavía es recordado en nuestros días. Completamente en cueros y enseñándolo todo sale en escena bailando unas sevillanas con el potorro al aire. Uno de los mejores felpudos de la época.

«Las Edades de Lulu» (1990)

«Tiempo De Tormenta» (2004)

Fotos eróticas de María Barranco: