in

Mark Rockwell y su paraíso semiamateur de las mamadas estimulantes

Gracias al cana público del pornógrafo Mark Rockwell, en la web de PornHub, acabamos de descubrir uno de los mejores escondites semiprofesionales destinados al arte de la paja: «Mark’s Head Bobbers and Hand Jobbers». Él mismo lo autodefine como una zona paradisíaca en la que contrata tanto estrellas porno experimentadas como aficionadas con los nervios a flor de piel (indiscriminadamente) para que manos expertas lo masturben a gusto. Lo mejor de todo es ver como rostros radiantes de vida dan un meneo a este rabo anónimo (jamás ha enseñado la cara) demostrando un completo dominio felatorio y de otras técnicas como el edging. Solo al alcance de las más versadas ‘connoisseurs’ de penes.

De hecho, el popular canal es una oda a la técnica del edging, conocida vulgarmente como la denegación del orgasmo. Un arma sexual de doble filo que puede servir para hacer sufrir al hombre una mezcla de excitación insoportable y frustración continuada por no alcanzar el orgasmo, pero que bien utilizado puede emplearse para conseguir justo el efecto contrario y convertir así el orgasmo masculino en una montaña rusa mucho más duradera de lo normal. Y aquí vale cualquier práctica estimulante, venga de la boca, en forma de mamada, o de habilidosos dedos.

Quizá lo más complicado de esta denegación consensuada y controlada del orgasmo es soportarlo si la encargada de hacerlo es especialmente guapa o sabe cómo usar su rostro para la seducción, y varias que encajan totalmente en esta contingencia son sin duda Sasha Foxxx, Bailey Brooke, Britney Amber y Sarah Vandella. Competidoras de mirada traviesa que con la permisiva polla de Mark Rockwell en las manos se convierten en demonios angelicales.