in

La excéntrica Milena Smit, la Lisbeth Salander española que devoró sexualmente a Mario Casas

La meteórica carrera de Milena Smit es inexplicable. En apenas dos años ha pasado de ser un rostro desconocido para el gran público a convertirse en una jovencísima actriz española que está arrasando en el turbulento cine español. Tiene 26 años, ha trabajado con el director manchego Pedro Almodóvar (Madres Paralelas) y ha sido nominada, consecuentemente, para dos premios Goya 2022. Un palmarés envidiable para una alicantina que ha apostado por un look radical con el que se ha construido una enigmática y erótica personalidad. Sí, admirad su elegante belleza felina combinada con sus impactantes tatuajes.

Pero no solo de fama cinéfila vive nuestra Lisbeth Salander española, también ha puesto patas arriba las revistas de moda negándose en redondo a ser la enésima guapa insípida del cine nacional. Su arriesgada e incluso espeluznante estética es diametralmente opuesta a las tendencias dulces. De esta manera, Milena Smit se autoproclama como una emperatriz de la subversión cultural que no se deja etiquetar en estilismos convencionales. Una excéntrica actriz que tiene el superpoder de eclipsar a las grandes estrellas de la alfombra roja con la sola ayuda de looks rompedores.

De hecho, antes de proclamarse la nueva chica Almodóvar era una pantera urbana que se curtió en trabajos poco cualificados. Al menos, antes de que la fortuna le sonriera con el 5º mandamiento: la película «No Matarás» (2020), su actuación más sexual. En ella, interpreta a una femme fatale manipuladora que se convierte en la pesadilla para Mario Casas. Aunque por suerte para nosotros hemos podido ver cada uno de sus 20 ‘tattoos’ rebosando sexo del sucio.

Es por eso que alucinamos que, con una escueta filmografía de tan solo 2 películas a sus espaldas, haya escalado a lo más alto de la competida cumbre interpretativa. Puede que su sangre medio neerlandesa sea parte de la explicación de su éxito, pero esa personalidad de buscavidas que la atraviesa se lo ha ganado ella misma a pulso.