in ,

Misha Cross se resiste a dejar el club de esfínteres dilatados

El desembarco de la pornostar Misha Cross en la delegación más salvaje de LetsDoeIt, Her Limit, pone de relieve que a la pálida polaca le gusta dejar sus labores de detrás de las cámaras —es una directora de éxito en Misha in Exile— para matar el gusanillo de follar delante de los focos. La famosa starlet, que en su día fue catalogada como la heredera espiritual de Sasha Grey, ha reaparecido en el citado estudio pornográfico para recordar al mundo que un día fue una de las más célebres y distinguidas actrices de Europa. Y lo ha hecho enfrentándose al mismísimo Mike Chapman, leyenda afroamericana que suele dejar los anos más abiertos que un abrevadero de patos. Toda una declaración de intenciones para demostrarnos que sigue al pie del cañón.