in

Blacked publica el primer interracial de la webcamer Purple Bitch

El mes pasado, la popular camgirl Purple Bitch —en esta santa casa la conocemos como la Perra Purpura— emergió de su refugio amateur para debutar profesionalmente en el estudio Tushy. El resultado fue un anal bastante apagado para lo que se espera de esta maga del cosplay porno colorido, que es una de las mejores representantes del antiguo bloque del Este, Rusia. Hace pocos días se volvió a presentar a otro estudio afín del grupo Vixen, Blacked, donde tuvo una 2ª oportunidad para revalorizar sus trucos de webcam frente a un rabo negro intimidante: el de Joss Lescaf. Eso sí, no esperéis sus agudas referencias cómicas y ahegaos que simula para ser un anime japonés viviente. Sus medidas élficas se limitan a la sobriedad del glamcore.