in

Natasha Nice, la curvy francesa que provoca insomnio en EE.UU

En el porno americano las actrices de senos grandes sin operar, caderas anchas y tobillo grueso tienen una clientela fiel que hasta ahora no estaba muy bien cubierta. Al menos hasta que llegó la francesa Natasha Nice. Y es que la starlet francófona de pecho tembloroso, cual flan Danone, dejó una huella húmeda imborrable cuando los estadounidenses la vieron barnizada en aceite bajo los focos del estudio Bang!. Es decir, sufrieron un brutal shock testosterónico y sucumbieron ante el poder de sus sabrosas carnes rosáceas, que según dicen los que han probado su coño sabe a foie de oca. En Tushy Raw ha vuelto a reaparecer ganando perímetro de pantorrilla, pero justo está entre la densidad y el desparrame, y prometiendo que seguirá provocando taquicardia a todos los que se suban a la moda curvy.